Francisco Manuel

CEO Director








Translate

HORÓSCOPO, CICLOS DE CAMBIO

Los ciclos del cambio.

Nada permanece inmóvil todo se mueve y todo cambia, las personas o los países pasan por momentos de escasez y la abundancia ya que todo es transitorio.

Para la astrología existe un elemento inamovible se trata del horóscopo natal, el momento la hora y el lugar en el que se ha nacido, siempre se parte de este elemento para realizar una interpretación, la carta natal, la carta astral, es el punto de partida.

A partir del conocimiento de la carta astral personalizada observamos los tránsitos de los planetas sobre ese punto fijo y los empleamos para conocer qué tipo de influencia acontecerá en un momento determinado, siendo posible explicar fechas concretas, para anticipar los diferentes ciclos por los que pasaremos se emplean diversos métodos, solamente con los tránsitos los planetas lentos podemos hacernos una idea aproximada del momento por el que estamos pasando, aunque existen otras formas de adelantar estos acontecimientos.

Uno de los ciclos de cambio más importantes es el que comienza y termina en el cumpleaños, la llamada revolución solar, esto indica que circunstancias apremian durante ese periodo de un año, cuando tenemos una revolución solar especialmente potente se pueden vaticinar cambios de importancia.

Otra forma de ver cómo afectan los ciclos planetarios es observar las conjunciones o aspectos fuertes de los planetas lentos sobre los ángulos (ascendente, descendente, medio cielo o fondo del cielo) del horóscopo personal.

Cuando por ejemplo tenemos un tema natal especialmente prometedor y observamos poderosos tránsitos adversos se pueden anticipar dificultades, lo que ocurre es que una vez pasados los malos tránsitos la fuerza de la carta de nacimiento suele inclinar la balanza a una situación favorable, si a esto le sumamos otros tránsitos favorables y de forma simultánea nos encontraremos con un resurgir, puesto que el elemento inamovible que es el horóscopo personal, el momento del nacimiento, es positivo.

La adivinación astrológica no existe, cada individuo actúa de forma libre afrontando los tránsitos adversos o incluso una carta natal muy prometedora, en muchas ocasiones un tema natal excelente indica una gran falta de recursos para afrontar las dificultades más insignificantes, aquello que se llama ahogarse en vasos de agua, por otro lado una carta natal con elementos fuertes de tensión suelen indicar un individuo acostumbrado a lidiar con las dificultades, sin duda mejor preparado para afrontar los tránsitos más delicados.

Hay una cita de I Ching (el oráculo del cambio) que me parece especialmente indicada para esto, dice que lo que a uno le pertenece merced a su naturaleza esencial no lo puede perder aunque lo tire, y de alguna forma así funcionan también los tránsitos planetarios, se puede perder una situación privilegiada teniendo un tema natal muy favorable, pero el individuo encontrará la manera de conciliar su situación mundana con esos aspectos natales.

De la misma forma alguien con un tema natal adverso se puede ver en una situación de excelencia de manera temporal, si la logró mediante el esfuerzo aún le corresponderá realizar un esfuerzo mayor en los tránsitos adversos, pero si se trata de una situación sorpresiva podemos encontrarnos con que un cambio de ciclo de al traste con dicha situación.

Existen pocas cartas natales que indiquen dificultades en todos los terrenos, lo normal es encontrarnos con lugares especialmente favorecidos y otros que lo serán menos, para conocer de qué forma están en este momento influyendo los tránsitos de los diferentes astros sobre tu horóscopo personal puedes realizar una consulta astrológica, aquí la encontrarás de manera fácil y económica.

La tabla esmeralda






Tal vez le interese
 





Es una obligación que me impone google que aceptes las políticas de cookies, tranquilo es solo la primera vez, (después es más fácil) Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.