Ir al contenido principal

Entrada destacada

Jupiter en Geminis

UNA VERDAD IMPERIALISTA


UNA VERDAD IMPERIALISTA

Digámoslo claramente, según el concepto llamado método científico, la astrología no es en estos momentos una ciencia, lo fue en el pasado y se estudió en las universidades, también puede que lo continúe siendo en el futuro cuando se amplíen los conocimientos sobre las influencias de los astros o la materia en general sobre los seres vivos, aclaro que no me refiero a la influencia gravitatoria, lugar en el que se quedaron petrificados los detractores, posiblemente debido a que desconocen que además de la fuerza de la gravedad existen otro tipo de influencias o fuerzas que influyen en los elementos, lo curioso es que aún se lee en algún artículo pretendidamente científico este tipo de alusión.

Dicho esto, permítanme que les aclare otra cosa, el conocimiento o mejor dicho el desconocimiento de los detractores de la astrología está ligado a la necesidad de tener fe, ¡si, tener fe!, no podrán encontrar una persona sin fe y que a la vez intente criticar aquello que desconoce o conoce por otros detractores poco informados, en realidad es lo mismo que hacen los fanáticos religiosos, lean esto y verán que funciona al 100%.

La palabra imperialismo alude a la doctrina política que justifica la dominación de un pueblo, por lo tanto es un concepto muy acertado tratándose de sectores de poder, las verdades o mentiras lo son más por el acercamiento a la realidad del grupo dominante que por una decisión razonada u obtenida por experiencia propia, así encontramos un 1% de personas que realmente critican con experiencia a la astrología y un 99% que lo hacen de oído, no hace falta hacer notar que la razón es más sociológica que científica, además más de un científico parece tener algún “cable suelto”.

También existen los que critican los dineros que se pueden llevar los astrólogos, sin embargo aún no conocí ninguno rico, ni siquiera adinerado, es más, me atrevo a decir que los que realmente hacen buen negocio con la astrología no están ligados realmente con ella, posiblemente son emprendedores que descubren un nicho de mercado y lo cubren con las necesidades que exige la demanda. Por ejemplo:
Paginas que mezclan tarot con astrología

Cartas astrales realizadas por ordenador y a precios muy reducidos
Programas de TV anunciando tarot y astrología presentados por seres "misticos"(Esto es ya la leche)
Periódicos dando a entender que 12 partes de la humanidad están sujetos a los mismos acontecimientos.
Todo esto me parece licito, puesto que existe demanda tambien oferta, aunque seria bueno y necesario discrimirar, si un medico con su titulo en el bolsillo practica la homeopatia, practica que funciona sin duda alguna, no por eso le damos menos credito a su formacion o profesionalidad.

Programas o páginas web que basan su audiencia en criticar a la astrología, basándose en web comerciales (Estos no son mejores que los anteriores).

Personajes que hacen fama y dinero colocandose como valuartes de la razon y el saber, pinchen aqui

Cuando se trata de demagogia señoras y señores solo existen 10 diferencias entre la astrologia y la ciencia y estan aqui

En fin, todos se procuran aprovechar del filón, pero solo unos pocos tienen la verdad imperialista cogida por el mango, lamentablemente en el pasado el mango pertenencia a los astrólogos y no parece que el comportamiento fuese mejor que el adoptado por lo sectores seudocientíficos que critican lo que verdaderamente desconocen, es la naturaleza humana.

mete la cabeza en el cubo y se le quema el culo
Dicen que la estupidez caminaba un día por la calle con un discípulo y vio a un grupo de detractores de la astrología de aquellos que tocan de oído y abundan tanto, encontrando un trozo de la verdad sobre la naturaleza del cosmos y sus influencias, entonces el discípulo le dijo a la estupidez, no lo permita es un mal negocio para nosotros, y la estupidez le contesto al discípulo, no te preocupes soy yo quien les permitiré administrarla.

Entradas populares de este blog

¿Puede conocerse el futuro?

Posible evidencia científica de que el futuro puede conocerse Una investigación descubre que los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento El futuro puede saberse, y los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento. Esto es lo que revela un estudio reciente realizado por el psicólogo norteamericano Daryl Bem, reconocido por sus estudios sobre la auto-percepción. Bem ha dedicado ocho años de su vida a aplicar protocolos de investigación establecidos con secuencia temporal invertida, descubriendo que se puede influir de igual forma en la conciencia humana tanto desde el pasado como desde el futuro. A pesar de lo controvertido de sus hallazgos, la prestigiosa publicación Journal of Personality and Social Psychology publicará un artículo en el que se detallan los experimentos realizados, lo que se espera dé pie a un intenso debate. Por Yaiza Martínez. Foto: Juanjo Tugores.Photoxpress. El futuro puede saberse, y los hechos no ocurr
 Revoluciónes solares tomando como ejemplo el horóscopo de Pedro Sanchez

El Muro

En un mundo donde la b ú squeda de conocimiento se ha vuelto tan vasta como el propio universo, un maestro se encuentra en una encrucijada de desesperaci ó n y anhelo. Incansable, busca respuestas en los libros, en las ense ñ anzas de otros maestros y en los susurros de la naturaleza. Sin embargo, todas estas fuentes externas parecen insuficientes para saciar su sed . Un d í a, llevado por la frustraci ó n y el agotamiento, el maestro se encuentra hablando con un  “ muro ” . Este muro, a primera vista, representa el silencio y la inmovilidad, una barrera hacia la comprensi ó n profunda que tanto busca. Al principio, el di á logo es unidireccional, con el maestro vertiendo sus pensamientos, dudas e ideas m á s intrincadas sin recibir respuesta alguna. Sin embargo, a medida que persiste en su mon ó logo, empieza a percibir un eco en su mente, un reflejo de sus propias palabras que parece ofrecerle las respuestas que tanto ha buscado. Esta historia se convierte en una poderosa met á fora