Ir al contenido principal

Entrada destacada

Jupiter en Geminis

EL ASCENDENTE EN VIRGO curso de astrologia

EL ASCENDENTE EN VIRGO

El signo de Virgo pertenece a la triplicidad mutable, al igual que Géminis, y también está regido por Mercurio, la gran diferencia está en la cuadruplicidad, este pertenece a la cuadruplicidad de tierra.
El ascendente en Virgo es mutable, lo que indica que está finalizando una etapa del año, y que pronto habrá un cambio estacional, en este caso el otoño, los ascendentes en virgo, nacen con una tarea pendiente, o al menos eso parece suceder, son personas que teniendo un regente congruente, en este caso Mercurio, en un signo de tierra, trabajaran de forma continua, y en muchas ocasiones desinteresada.

El servicio a los demás está señalado en este ascendente, y su forma de encarar las cosas suele ser esta, nos dan la sensación de estar disponibles y a punto para ejercer su labor en cualquier momento, aunque el ascendente en Virgo tenga un sol en Leo o en Aries, su manera de presentarse no es avasalladora, más bien se presentan como bien dispuestos a ponerse manos a la obra.

Con el regente Mercurio en fortaleza, pueden ejercer profesiones relacionadas con la sanación.
Expresan como ningún otro singo ascendente, meticulosidad y atención al detalle, y si tienen a venus situado bajo su ascendente, su personalidad e imagen es impecable, tanto en su vestimenta como en sus modales.

Ocurre que con este ascendente la personalidad tiende a concentrarse en expresar razones para todo, y pueden encontrar una razón para las cosas más insospechadas, virgo es sin duda el signo más maniático de circunstancias que solo tienen una razón para ellos que existe en el zodiaco, y con este ascendente la expresión puede estar plagada de esto.

Si otros factores no lo impiden, son ordenados, son más ordenados que un ordenador.
Pero cuando una energía como la de Urano está presente sobre el ascendente, pueden invertir su personalidad, y volverse realmente necesitados de invertir su tendencia al orden y el esmero, pero aun así su capacidad para discriminar no se extingue, es solo que necesitan deshacerse de ella.
El simbolo del horoscopo Virgo
La obsesión puede estar presente en esta personalidad, sobre todo cuando Plutón esta junto al ascendente, cosa que sería posible para los nacidos entre 1957 y 1971 con ascendente en Virgo, este aspecto como pocos, ejemplariza lo mejor y lo peor de este ascendente.

La razón en su expresión más fría, en ocasiones apaga el fuego más candente, y esto sucede en ocasiones con este ascendente, si el ascendente virgo, tiene el resto de las energías de su horóscopo en signos fríos, será difícil verlos entusiasmarse por algo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Puede conocerse el futuro?

Posible evidencia científica de que el futuro puede conocerse Una investigación descubre que los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento El futuro puede saberse, y los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento. Esto es lo que revela un estudio reciente realizado por el psicólogo norteamericano Daryl Bem, reconocido por sus estudios sobre la auto-percepción. Bem ha dedicado ocho años de su vida a aplicar protocolos de investigación establecidos con secuencia temporal invertida, descubriendo que se puede influir de igual forma en la conciencia humana tanto desde el pasado como desde el futuro. A pesar de lo controvertido de sus hallazgos, la prestigiosa publicación Journal of Personality and Social Psychology publicará un artículo en el que se detallan los experimentos realizados, lo que se espera dé pie a un intenso debate. Por Yaiza Martínez. Foto: Juanjo Tugores.Photoxpress. El futuro puede saberse, y los hechos no ocurr
 Revoluciónes solares tomando como ejemplo el horóscopo de Pedro Sanchez

El Muro

En un mundo donde la b ú squeda de conocimiento se ha vuelto tan vasta como el propio universo, un maestro se encuentra en una encrucijada de desesperaci ó n y anhelo. Incansable, busca respuestas en los libros, en las ense ñ anzas de otros maestros y en los susurros de la naturaleza. Sin embargo, todas estas fuentes externas parecen insuficientes para saciar su sed . Un d í a, llevado por la frustraci ó n y el agotamiento, el maestro se encuentra hablando con un  “ muro ” . Este muro, a primera vista, representa el silencio y la inmovilidad, una barrera hacia la comprensi ó n profunda que tanto busca. Al principio, el di á logo es unidireccional, con el maestro vertiendo sus pensamientos, dudas e ideas m á s intrincadas sin recibir respuesta alguna. Sin embargo, a medida que persiste en su mon ó logo, empieza a percibir un eco en su mente, un reflejo de sus propias palabras que parece ofrecerle las respuestas que tanto ha buscado. Esta historia se convierte en una poderosa met á fora