Ir al contenido principal

Entrada destacada

Jupiter en Geminis

LA CIENCIA COMO DOGMA


La ciencia como dogma.

¿Sectores de la ciencia en pleno siglo XXI ocultan el nuevo dogmatismo?, es paradójico e incomprensible, pero la ciencia, aquello que creó el hombre para discernir el mundo y comprender de manera objetiva su realidad, se está convirtiendo en algunos sectores en el verdadero campo en que se siembran las semillas del bien y del mal.

  A veces escuchando y leyendo algunas ideas de los mismos que defienden la ciencia, cabe preguntarse si no han equivocado su vocación de sacerdotes o misioneros luchando por su fe, ¿Estamos viviendo un resurgimiento de la antigua costumbre humana de crear verdades inmutables enmascarándolas bajo el nombre de la religión, la fe, o la ciencia?

Veamos algunos ejemplos, en este siglo y sobre todo en Estados Unidos existen amplios sectores que defienden una doctrina creacionista(CIENCIA, EL MANIFIESTO, FUIMOS CREADOS)
Es más, la conocen en sus centros educativos, esto significa que los profesores priman sus ideas religiosas sobre las verdades científicas, las validadas con el método científico, ninguneando cualquier párrafo de la teoría de la evolución de Darwin; incluso se puede leer Y yo lo he leído, que es sólo una teoría como su propio nombre indica.

  Esta unión entre conocimientos y dogmas es ya muy antigua, ¿será verdad que la ciencia es la manera de distinguir el bien y el mal? ¿Alguien cree que la ciencia debería ser un elemento objetivo y falto de una emoción?, Poco a poco pero sin pausa nos estamos acostumbrando a que los nuevos sacerdotes y los nuevos dogmas comiencen a provenir de ciertos sectores del mundo científico.
Un rato está bien, sobre todo para eliminar errores enquistados, querer propagar un dogma a modo de virus sobre nuestro sistema operativo que es la ciencia, es algo a lo que deberíamos de empezar a poner freno de manera contundente. 
La ambigüedad en el mundo científico llega muy lejos, podemos comprobar como una parte importante de los grandes científicos de todos los tiempos tienen una clara base dogmático-religiosa, (no siempre dogma equivale a religión).

Una explicación precipitada de esto nos podría estar señalando la importancia de utilizar ambos hemisferios cerebrales para encontrar respuestas, basarse solo en la razón es quedarse con la mitad de los recursos que la evolución nos suministra, algunos científicos brillantes utilizaron la religión, otros simple y llanamente fumaban marihuana (Carl Sagan) ¿Acaso es diferente? cuando se trata de hacer trabajar ambos hemisferios cerebrales quizás lo de menos sea la manera.

la ciencia como dogmaEl método científico es un culto a la realidad conceptual y se olvida del soporte que muchas veces utiliza para alcanzar los frutos deseados, la parte dogmatica consiste en querer crucificar una parte útil de nuestro cerebro,  sin embargo una amputación de la imaginación y del ansia de trascender las cosas solo nos  conduce al fundamentalismo científico y la verdad una vez llegados a este punto las diferencias entre religion y ciencia son cortas, y como de momento la ciencia esta comenzando a adentrarse en este campo, prefiero escuchar al Dalai Lama que ya es un experto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Puede conocerse el futuro?

Posible evidencia científica de que el futuro puede conocerse Una investigación descubre que los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento El futuro puede saberse, y los hechos no ocurridos aún pueden influir en nuestro comportamiento. Esto es lo que revela un estudio reciente realizado por el psicólogo norteamericano Daryl Bem, reconocido por sus estudios sobre la auto-percepción. Bem ha dedicado ocho años de su vida a aplicar protocolos de investigación establecidos con secuencia temporal invertida, descubriendo que se puede influir de igual forma en la conciencia humana tanto desde el pasado como desde el futuro. A pesar de lo controvertido de sus hallazgos, la prestigiosa publicación Journal of Personality and Social Psychology publicará un artículo en el que se detallan los experimentos realizados, lo que se espera dé pie a un intenso debate. Por Yaiza Martínez. Foto: Juanjo Tugores.Photoxpress. El futuro puede saberse, y los hechos no ocurr
 Revoluciónes solares tomando como ejemplo el horóscopo de Pedro Sanchez

El Muro

En un mundo donde la b ú squeda de conocimiento se ha vuelto tan vasta como el propio universo, un maestro se encuentra en una encrucijada de desesperaci ó n y anhelo. Incansable, busca respuestas en los libros, en las ense ñ anzas de otros maestros y en los susurros de la naturaleza. Sin embargo, todas estas fuentes externas parecen insuficientes para saciar su sed . Un d í a, llevado por la frustraci ó n y el agotamiento, el maestro se encuentra hablando con un  “ muro ” . Este muro, a primera vista, representa el silencio y la inmovilidad, una barrera hacia la comprensi ó n profunda que tanto busca. Al principio, el di á logo es unidireccional, con el maestro vertiendo sus pensamientos, dudas e ideas m á s intrincadas sin recibir respuesta alguna. Sin embargo, a medida que persiste en su mon ó logo, empieza a percibir un eco en su mente, un reflejo de sus propias palabras que parece ofrecerle las respuestas que tanto ha buscado. Esta historia se convierte en una poderosa met á fora